Dreta de l'Eixample

En 1860, un año después de la aprobación del Plan Cerdà, se coloca la primera piedra de lo que será la Dreta de l’Eixample en el actual cruce de las calles Consell de Cent y Roger de Llúria.

Poco a poco, se convierte en el barrio preferido de la clase burguesa catalana que encarga a los arquitectos del Modernismo la construcción de sus residencias: La Pedrera, Casa Batlló y la Casa Ametller, son algunas de las construcciones más icónicas de este momento.

La urbanización del Paseo de Gracia hará ya irreversible la anexión a Barcelona de la Vila de Gràcia y convertirá a esta calle en el centro social y económico de la ciudad Condal.

De los cinco barrios que componen el distrito del Eixample, éste es el que ostenta el precio medio por metro cuadrado más alto, siendo un 27% más alto que en la media del conjunto de Barcelona.

No es de extrañar: ubicado en el centro de Barcelona, con las fincas regias más señoriales de la ciudad y con una oferta comercial y gastronómica inacabable.

1 Propiedad
Ordenar por:

Comparar listados

Comparar